La calidad del agua y los alimentos es fundamental para contribuir a mantener la salud.La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) publicó una serie de recomendaciones que pueden contribuir en la reducción de riesgos relacionados con la higiene y seguridad de los alimentos y el agua, específicamente ante la interrupción del suministro eléctrico o la falta de servicio de agua potable.

Ante cortes en el suministro de energía eléctrica

Mantenga las puertas de la heladera y del freezer cerradas: la heladera conservará los alimentos fríos durante unas 4 horas, si la puerta permanece cerrada.

Un freezer lleno mantendrá la temperatura durante 48 horas aproximadamente (24 horas si está a medio llenar). Si su congelador no está lleno, agrupe los paquetes para que formen un “iglú” a fin de protegerse unos a otros.

Si el corte de luz se prolongara por más de 4 horas, coloque los alimentos en heladeras portátiles o en un recipiente hermético con hielo, lo que evitará su calentamiento por un tiempo.

Un buen método es conocer la temperatura del ambiente del equipo y la de los alimentos que se encuentran en su interior. Si cuenta con un termómetro, podría verificarla.

Con los alimentos congelados, compruebe si hay cristales de hielo. La comida en el congelador que parcialmente se ha descongelado, puede volver a congelarse sin peligro solamente si todavía mantiene cristales de hielo o su temperatura es menor a los 5ºC.

Una vez que la energía regresa, será necesario evaluar cada alimento por separado. En caso de duda, tírelo a la basura.

En caso de falta de servicio de agua potable

Para eliminar microorganismos del agua, se pueden utilizar dos métodos:

1- Colocar 2 gotas de lavandina por cada litro de agua y dejarla en reposo 30 minutos antes de consumirla.

2- Hervir el agua hasta que salgan burbujas durante 5 minutos y esperar a que se enfríe para consumirla.

Estas medidas generales permiten eliminar los microorganismos que pueden producir enfermedades, pero no eliminan otros contaminantes que pueden estar presentes en el agua como las sustancias químicas. En caso de sospecha, se recomienda consultar con las autoridades locales acerca de la seguridad del agua para consumo.

Nunca consuma agua o alimentos si no sabe si son seguros.